Para no olvidar que olvidamos es que escribimos.
Víctor Sahuatoba

Víctor Sahuatoba es un poeta, ensayista, dramaturgo, editor, narrador, librero y promotor cultural radicado desde los 38 años en San Miguel de allende, Guanajuato, donde ha tenido una vida artística y cultural sostenida, tanto como lector asiduo en la Biblioteca Pública, como en la escritura y la gestión en busca del acercamiento de los libros y la lectura con el público. El autor hace el parangón entre la retirada a los 38 años del padre del ensayo moderno, el francés Michel de Montaigne, a su torre-biblioteca, a escribir y ensayarse a sí mismo, con su propia retirada a esta ciudad para dedicarse a la construcción literaria de su obra y la de sí mismo como lector y persona crítica y reflexiva, por lo que esta edad resulta significativa: “aprendí a leer el mundo contemporáneo a través de mi vinculación con PEN Internacional y el Centro local”, comenta. Y es así como el libro implica también a la idea de Montaigne de escribir “de buena fe”, apelando directamente a la amistad de los lectores y de aquellos compañeros también escritores que se hacen en el camino.

Entre los libros de Sahuatoba se pueden mencionar Par de lobos (poesía), El libro del felino feliz (literatura para niños), San Miguel Notebook/Cuaderno de San Miguel (edición bilingüe inglés/español), La ola (teatro), La lengua y el cascabel (poesía). Raúl Bravo Ferrer, poeta, editor y promotor literario comenta de él: “Autor frugal que no obstante, lo podemos ver deambular con soltura no desdeñable en géneros como el ensayo, el texto dramático, la crítica literaria. Promotor cultural de la vieja escuela, lector atento, obstinado. Poeta de obra breve, pero significativa”.

Sahuatoba es creador de La Musca Hosca, un proyecto que inició como una revista rústica, en hoja tamaño oficio y en blanco y negro, primero mensual y luego semestral; y que dio nacimiento a otros proyectos consecuentes, como una casa editorial que entre sus publicaciones edita obra de escritores jóvenes. Es miembro fundador de la asociación civil Un chorro de literatura, así como director del festival FELISMA (Festival Literario y Feria del Libro de San Miguel de Allende), el cual se ha mantenido con distintos formatos a lo largo de los años a pesar de las naturales adversidades. “La inauguración formal anual de FELISMA en un espacio significativo para la Ciudad, como es  el Museo de Historia, Casa de Allende INAH, donde siempre damos inicio con la Ceremonia de la Palabra. La venta de libros bajo el concepto de Feria de Libros, no es muy distinta de la venta de otro bien o servicio. Además de atraer a los grandes distribuidores y Casas editoriales al  espacio ferial que se elija, es fundamental trabajar y atraer a la comunidad educativa y cultural  para hacer un Festival Literario anual paralelo durante las cinco jornadas, con una programación amplia según las principales efemérides del año”, comenta el autor. Dentro de este festival se hace anualmente un reconocimiento que se otorga a una persona “cuyo perfil diverso esté contribuyendo al fomento de la cultura escrita en distintas esferas.” También es vicepresidente emérito del Centro San Miguel del PEN internacional, una asociación mundial fundada en 1921 que promueve la literatura y el derecho a la libre expresión y en la cual han participado destacadas figuras de la literatura mundial, incluyendo premios Nobel, algunas de las cuales Sahuatoba ha podido tratar. Como conferencista, ha sido recibido en importantes casas académicas, centros culturales y foros (incluyendo de la UNESCO) en varios países del mundo.

            Recientemente, Sahautoba publicó su colección de ensayos y crónicas Ensayos de Cronos (cuyo título ya articula ambos registros que se hermanan de manera complementaria en este libro) con un prólogo de cálidas palabras de Carles Tornes, escritor catalán, director del Centenario de PEN Internacional 1921-2021; tal prólogo no deja de trasparentar el espíritu de lucha compartida contra la censura y los derechos de los autores incluso en contextos atroces como la guerra; y sobre el libro afirma: “Nuestras historias personales y colectivas se narran y se desnarran continuamente. (…) Unos treinta mil escritores del mundo entero decidimos en algún momento de nuestras vidas vincularnos a la historia colectiva que trenzan la literatura y la libertad de expresión dentro de PEN Internacional. Los Ensayos de Cronos son un ejemplo viviente de ese trenzarse y destrenzarse de nuestras vidas con las de nuestros colegas y amigos del mundo entero y especialmente con quienes sufren persecución.” Sobre el libro el mismo autor dice en su colofón: “Voy de una dimensión a otra, desde el aquí y el ahora (…) Asombrado e iluminado por la mismidad del ser en el ensayo de sí mismo. Conmovido, agradecido con todas y todos, continúo el viaje tenaz en el camino dado y por andar.” El libro reúne trece textos escritos en poco más de treinta años en compañía de La Musa Hosca, y está divido en varias secciones. Como epígrafe tiene una línea del propio autor: “Mía es la pluma, de Cronos los ensayos”. Es decir el Tiempo, vivido junto a los libros, la edición, el viaje a otros países como representante de los derechos de los escritores, aprovechados a la vez para el disfrute de la cultura. El libro refiere así al inicio y fin de un periodo de tres décadas años cuya revisión  resulta en el asombro y el ensayo de sí mismo del autor.

Ensayos de Cronos, editado por La Musa Hosca EDITURA, se trata de un libro con muchas aristas, según han observador los lectores y comentaristas de sus diferentes presentaciones, una de ellas en el Museo Casa de Allende en septiembre, en la ciudad de San Miguel de Allende; en los eventos El libro y los días, en la ciudad de Guanajuato; y más recientemente en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara en el evento “Diálogos en torno a Ensayos de Cronos, promovido en los Centros PEN de América Latina, en el marco del centenario de PEN y que tuvo como comentarista al editor del libro Luis Mario Cerda. Y es que el libro trenza la experiencia acumulada en el andar entre lecturas, escrituras, enseñanzas de las letras, ponencias y la lucha por los derechos de los escritores, siempre acompañada de otros luchadores que se vuelven amistades entrañables. A eso se suma la reflexión por la cultura nacional, la curiosidad intelectual del viajero internacional, la cita erudita, apuntes filosóficos y biográficos, el comentario analítico y el vuelo poético de la pluma, que alcanza registros notables como en las citas del autor que les compartimos al final de esta nota. En palabras de Danilo Filtrof este libro da cuenta de que “mientras pasa el tiempo pasa la historia. Este Ensayos de Cronos es prueba contundente de ello. ¿Qué otro lugar, qué otro dispositivo que un libro, es capaz de ordenar con tanta gracia el acontecer, el tiempo, la historia? (…) Y para ello considero pertinente que, a estos complejos y fundamentales conceptos de: tiempo, de historia, de voz propia, habrá que agregar el valor de la generosidad.” Se trata, pues, de un libro complejo, cuya estructura rica en matices, a través de cada una de sus secciones, da variedad y colores diversos a lo cronicado y ensayado.

            La primera sección indaga en la figura autoral de Jorge Ibargüengoitia en la que Sahuatoba demuestra una “afición de lector novelesco y casi detectivesco, mi intuición poética y las ganas de fabular por mero placer”. Luego, aborda el placer del viaje en el contexto del 500 aniversario del encuentro de los dos mundo (el llamado viejo y en llamado nuevo) en 1992, una aventura de encuentros, complicidades y la magia de la amistad en varias ciudades de distintos países europeos. Posteriormente hace una cronología genealógico del proyecto La Musa Hosca como entidad generadora de lectura, escritura y lo que él llama editura, el trabajo que implica la edición y el amor debido dedicado a ella, pasando por la incursión del proyecto en radio y el listado comentado de los libros que ha publicado, algunos de ellos en coedición con otras editoriales hermanas como Azafrán y Cinabrio, La Luciérnaga Ediciones y Los Otros Libros; cabe señalar que algunos de estos tomos han sido producto de concursos anuales para jóvenes escritores que en estas publicaciones han tenido su primera oportunidad de ver sus textos en un libro; cabe señalar también que La Musca Hosca se ha vuelto una librería que incluso en tiempos de pandemia mantuvo sus puertas abiertas en el entendimiento de que los libros eran de primera necesidad en esos tiempos de aislamiento y crisis. Finalmente, el último texto de la sección establece un diálogo entre escritores colegas del PEN y el mundo en los tiempos de la Guerra del Golfo.

En la segunda sección del libro, el autor reflexiona en torno al ser del mexicano y la libertad de expresión en el mundo, tema que profundiza con una crónica acerca de un viaje a Berlín donde su obra La ola, así como la defensa de la libertad y la amistad entre compañeros escritores tienen un papel importante. En su “Prosa Tzompantli” muestra “el estado de descomposición de un país sin rumbo como no sea el maniqueo de perseguir ‘al crimen organizado’ por un estado desorganizado, incapaz” También dedica un ensayo a la obra de teatro El cuadrante de la Soledad de José Revueltas y lo pone en contexto con la situación de la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa; respecto de la situación del texto dramático en nuestro país el autor escribe “Hay en el entorno literario una  especie de insuficiencia dramática, de bajo nivel de lectura y por ende de apreciación. El teatro  se lee poco y se lee mal, de ahí que la historia editorial también tenga lo suyo.” También dedica un texto al padre de la patria mexicana, don Miguel Hidalgo y Costilla, a quien el autor admira no sólo como personaje histórico, sino por sus virtudes literarias y capacidad lectora, así como traductor de grandes obras del idioma francés; en este sentido, se trenza en el mismo texto el tema de la traducción literaria y sus derechos fundamentales. Parte muy interesante de esta sección es la que tiene que ver con la defensa como representante de PEN del poeta Sergio Witz Rodríguez, profesor de la Universidad de Campeche, quien fue acusado penalmente, ante la Secretaría de Gobernación, por escribir y publicar un poema que supuestamente mancillaba el símbolo del lábaro patrio.

La tercera sección del libro rememora sus encuentros con  Octavio Paz y su esposa Marie-Jo, así como con Joy Laville, viuda de Jorge Ibargüengoitia. “Volver a nacer en París” es una crónica de poesía y resistencia por las calles de París. “Conversaciones de Cuarentena. Esta cárcel donde vivo” es un texto que refiere a la experiencia del autor en el confinamiento impuesto por la pandemia del COVID 19 y cómo ésta modeló no sólo la subjetividad y el sentir del tiempo (“El efecto del confinamiento interrumpe la linealidad del tiempo, y nos enfrenta con el abismo que somos”), sino el quehacer profesional con la lectura, los libros y los eventos literarios; también aborda el proyecto, iniciado a finales de 2019 de la edición de un libro que el autor realizó con textos tallereados de personas en situación de cárcel, y que concluyó felizmente con la publicación, no sin las interferencias propias de la pandemia. Finalmente, el ensayo “Contigo y sin ti”, aborda la difícil relación entre los diferentes actores de la cadena del libro tras la aparición de la pandemia, que ha llevado al cierre de librerías y bibliotecas, pero también a la búsqueda de estrategias de apoyo y a la diversificación en los medios virtuales para el acceso a los libros y la lectura.

Se trata de un libro que resuma experiencia y sobre todo amor por las letras y por el mundo que las rodea, vividos con pasión y entrega en cada una de las formas, y cuya lectura recomendamos ampliamente. Los interesados en adquirir este libro lo pueden encontrar en en forma digital en Amazon (desde donde también lo pueden enviar a cualquier parte del mundo); y en forma física en La Musa Hosca Librería en San Miguel de Allende, así como y en la Librería Fondo Guanajuato, del Instituto Estatal de la Cultura, en Guanajuato capital. 

Citas del libro que compartimos con ustedes para estimular la lectura del libro:

«Para no olvidar que somos esa especie de animal que somos: escribimos.»

«La cultura escrita es el resguardo de la memoria y la imaginación humana, de la identidad. Nutre, forma e informa.»

“Una sola vida no alcanza para tornar realidad todos los sueños de uno…”

«Leer y escribir puede ser muy pelibroso

«El que escribe habla con voz propia y el que lee habla consigo mismo y con el otro.»

«Los libros son mis amigos, y un amigo suele traer otro amigo.»

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí