Internet, y especialmente las redes sociales, irrumpen con fuerza en medio de lo que bien podría definirse como una crisis civilizatoria del mundo occidental.

Los excesos o disfuncionalidades de la democracia han producido desencanto entre los ciudadanos de todas las edades y abierto la puerta a alternativas que no terminan de perfilarse y, por lo mismo, inquietan e invitan a un gran debate.

Los acontecimientos de 2016, acompañados de términos como viral, posverdad o fake news no podrían entenderse sin el poder que Twitter, Facebook, YouTube y otras redes le han conferido a los ciudadanos, quienes para ello solo tienen que portar la mejor arma: un teléfono inteligente.

Paralelamente, la prensa, la televisión, la radio y el resto de los medios masivos tradicionales siguen buscando su lugar en este entramado de sucesos y nuevas formas de comunicación.

¿Qué es el yo digital?, ¿cómo se construye la identidad digital?, ¿cuál debería ser el balance entre la vida online y la vida offline? Como un inquieto ciudadano del mundo y como experto en Mercadotecnia, Paco Santamaría se formula estas preguntas y explora las respuestas a muchas otras: ¿qué tan carentes estamos de pertenencia o identidad para, por ejemplo, responder a la insólita invitación a una fiesta de XV años, para reafirmar prejuicios con noticias falsas o para invertir horas en discusiones en Twitter que no llevan a nada?

Y en cuanto a las empresas y marcas, sumidas por igual en esta nueva realidad, ¿quiénes son los verdaderos influenciadores?, ¿hasta dónde recurrir a las redes sociales y hasta dónde impulsar las experiencias offline?

A través de Yo digital, un libro ágil, basado en realidades concretas y por momentos provocador, el autor invita a una profunda reflexión sobre el embrujo de la vida digital y el consecuente abandono de las experiencias analógicas.