Papás digitales: Este verano no gasten mejor cuéntenle un cuento

0
33

Estas vacaciones de verano incontados son los padres que buscan algún curso, campamento o lo que sea con tal de que sus hijos se entretengan y no se aburran en la casa. La realidad es que hay muchas opciones, aunque muchas de ellas también cuestan, siendo el dinero un impedimento para que los peques desarrollen alguna actividad.

Hurgando entre el mundo de las aplicaciones, encontramos que los papás pueden hacer uso de la tecnología para motivar a sus hijos en verano sin la necesidad de gastar tanto o incluso salir de vacaciones a algún lugar.

Mi Club de Cuentos es una biblioteca digital de cuentos para niños, cuyo objetivo es acercarlos a la lectura, pero de una forma divertida, por medio de la tecnología.

Esta biblioteca funciona a través de una aplicación desarrollada para iOS.

Su fundadora es Karla Puga, quien en entrevista nos contó que esta app es digital por naturaleza, pero con la idea de que sea educativa. Por ello, y con el fin de que los padres conozcan los contenidos y beneficios de la aplicación, el primer mes es gratuito.

Mi Club de Cuentos únicamente maneja contenido inédito de escritores latinoamericanos. Tiene 4 cuentos de acceso gratuito, y ya con la suscripción, que es de 79 pesos, se tiene acceso a toda la biblioteca, donde al momento hay 30 historias. En promedio se agregan entre 2 y 4 cuentos al mes.

El contenido inédito de Mi Club de Cuentos ofrece un espacio de interacción familiar que permite desarrollar la creatividad y mejorar la concentración de los niños con ayuda de personajes principales: Osito Tomás, para los niños de hasta 5 años y Eliza, para los niños de 6 años en adelante.

Como no todos los niños tienen la misma capacidad lectora ni el mismo aprovechamiento de los cuentos, las aventuras responden a la edad de cada niño mediante dos sagas que tienen diferentes entregas.

El número de cuentos que se ofrecen en la biblioteca crece periódicamente y la app también cuenta con contenidos en inglés, así como materiales adicionales para imprimir.

México no es un país lector, no se leen más de 4 libros al año según datos del INEGI, y aunque es un reto muy grande cambiar este panorama, sí es posible cambiar esta situación.

“Definitivamente nos enfrentamos a un mercado que es complicado, al que tienes que mostrar los beneficios de la lectura, y que no sólo se trata leer por leer y ya. Algo que estamos tratando de fomentar es el uso de los cuentos para acercar a los niños a la literatura y de ahí propiciar que los mismos padres se vuelvan lectores”, comentó Puga.

Este verano puede ser un buen momento para divertirse en grande sin tanto dinero, y sin la necesidad de inscribir a tus hijos a un curso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí