El día que Blue Demon Junior se quitó la máscara para comer una hamburguesa

0

El pasado 29 de abril, Burger King retó a Blue Demon Jr., bajo la premisa “Con esa boquita no puede comerse una hamburguesa del tamaño de los King´s”.

Fue el 19 de mayo cuando Blue Demon Jr., a través de sus redes, aceptó el reto para demostrar que podía contra “The King´s Collection”. Esta semana, en Burger King Copilco, se dieron cita directivos de Burger King, medios, influencers, personalidades del espectáculo y más de 500 personas para presenciar la pelea del año, “The King´s Collection Vs Blue Demon Jr.”.

Al lugar, llegó el camión del luchador. Blue Demon Junior fue directo al área de cajas a pedir su Chipotle King, tras unos minutos, y para sorpresa de todos los asistentes, bajó del camión otro Blue Demon Jr. y otro y otro y otro, hasta que se contaron 30 Blue Demon Jr.

Los asistentes quedaron atónitos, sin saber qué pasaba, cuando menos se lo esperaban los 30 Blue Demon Junior se sentaron en las mesas, se fueron quintando las máscaras y se comieron la Chipotle King, con lo que se demostró el gran tamaño de la hamburguesa.

Los luchadores terminaron de comer y sin decir una palabra subieron al camión. Ante los gritos eufóricos de los asistentes, Blue Demon Jr. bajo de nuevo de su camión, acompañado de todos los que vestían igual que él.

“Desde el día que acepté el desafío, comencé a diseñar esta estrategia; por supuesto, no fue fácil encontrar 30 dobles de mi talla para confundir a todos, pero aquí están… ¿se animan a adivinar cuál de ellos era yo? Esta pelea funcionó; nosotros nos comimos 30 Chipotle King y nadie supo cómo es mi cara, hoy mi ring fue Burger king”, comentó Blue Demon Jr.

Fue así como el luchador se quitó la máscara y ganó el desafió de Burger King; demostró que no la tiene chiquita, al mismo tiempo conservó su identidad secreta y ganó la batalla “The King´s Collection”.

“The King’s Collection” son tan grandes, que solo los mejores se atreven a comerla. ¿Estás listo para aceptar el reto también?

Previous articleDe la cebada al surrealismo, Corona ya tiene mural
Next articleEn un callejón
Trabajó como coordinadora editorial en Babel, La Revista, una publicación con apoyo del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA). Asistente editorial en Mediorama, una revista electrónica de la UACM. También fue coeditora en el Periódico Reforma para la sección Estado de México; editora en InformaBTL, una publicación de Grupo de Comunicación Kätedra. Asistente de producción en el programa “Del Campo y de la Ciudad”, de Radio Educación; Directora Editorial en Insolente Revista y Clan Marketing, ambas publicaciones de Ignis Digital. Colaboró en Mundo Ejecutivo y en Alto Nivel.