La Barra Antigua fue la semilla que algunos años más tarde evolucionaría al concepto de alto nivel gastronómico que hace honor a los sabores norestenses de México.

Monterrey la vio nacer y crecer, después la Ciudad de México y hoy ofrecen en ambas ciudades una experiencia culinaria que dejará satisfechos todos tus sentidos.

Cada uno de los platillos se prepara con pasión y dedicación. Conoce su interpretación de la cocina mexicana contemporánea, te aseguramos una experiencia gastronómica inigualable y sobre todo, divertida.

El 10 de mayo es la excusa perfecta para endulzar el corazón de mamá y cerrar con broche de oro esta celebración con los postres que ofrece La Buena Barra. No existe mejor regalo que el compartir tiempo de calidad con la familia y es por eso que te recomendamos disfrutar de un atardecer en la mejor terraza de Polanco acompañados de un helado de jamaica, servido con frutos rojos y hierbabuena, perfecto para refrescar estas tardes.

Si prefieres algo más elaborado otra es el clásico de la repostería, un Pie de Limón, servido sobre una base de galleta y cubierto con un merengue flameado en tu propia mesa es perfecto para disfrutar y te aseguramos que no te decepcionará. Una opción más frutal puedes optar por el Pie de Guayaba, decorado con frutos rojos y guayaba, hecho sobre una base de crumbs de galleta es el postre ideal para sorprender a mamá.

Para cerrar con broche de oro, después de cenar, cierra el día con el favorito de la casa: El pastel Red Velvet, cubierto con queso crema con topping de palomitas caramelizadas hechas en casa o con un Cheescake casero, acompañado por frutos del bosque y bañado en coulis de frutos rojos siendo la mejor opción para compartir con mamá y sentirse en casa.

Este día tan especial es idóneo para que cumplas ese antojo de mamá en La Buena Barra y disfruten del atardecer con un delicioso postre y una excelente plática.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí