Ambos críos.
Él sobre mi y yo encima de los dos.
Con la fortuna de ser iguales,
usando por primera vez la voz.
Mismo cuerpo, misma esencia;
con ganas de vivir una vida a tope,
embistiendo duro a la paciencia.

Ambos curiosos,
ambos soñadores adictos
Yo sobre él y él con nuestro abrigo.
Me he vuelto su aliado,
se ha vuelto mi amante,
me he vuelto su amigo.

Ambos tontos,
ambos dispuestos… Ambos niños.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí