Para cada vez más personas, la celebración de Día de Muertos se está convirtiendo en una de las más esperadas, y en la CDMX y otras partes del país se organizan diversas actividades que buscan rescatar nuestras tradiciones, además de ofrecer una amplia oferta cultural e incluso gastronómica.

Y bien, si sentiste que este festejo te duró poco, aún tienes tiempo de acudir a la subasta que se realizará con las obras que se expusieron en la ofrenda “La Muerte Chiquita”, en Tlalmanalco, Estado de México.

El evento se llevará a cabo hoy (sábado 10 de noviembre), de las 18:00 a las 21:00 hrs, en el Carcaño Garden Club (Naranjo No. 8, Tlalmanalco). Con la subasta se dará fin al festival cultural que año tras año se realiza en esta localidad, organizado por la familia Carcaño, bajo la dirección del pintor y promotor cultural Rubén Carcaño.

La ofrenda-exposición “La Muerte Chiquita” se engalana con pinturas y esculturas relacionadas a la temática de la muerte. Además, cuenta con otras manifestaciones artísticas para dar colorido a esta festividad, como presentaciones de danza, teatro y música.

Tlalmanalco en náhuatl quiere decir “lugar de tierra aplanada o nivelada”. Es uno de los 125 municipios del Estado de México, y se localiza al oriente de dicha entidad. Durante la época prehispánica fue uno de los cuatro estados mayores de Chalco.

Inmensos eucaliptos y campos de siembra cubren el camino, haciendo que la llegada a este pueblo con encanto sea placentera por la belleza de sus paisajes enmarcados por imponentes volcanes. Aún conserva el rostro y la tranquilidad del México de principios del siglo XX.

Posee sitios arqueológicos importantes para el turismo, entre los que destacan las iglesias y conventos coloniales, que son vestigios de la evangelización franciscana.

Algunos de los lugares más conocidos y visitados, son la Cascada de los Diamantes, el Parque Ecoturístico Dos Aguas y la Cascada Congelada, espacios ideales para convivir con la naturaleza.

¿Cómo llegar?

Tlalmanalco, Estado de México, se ubica a 50km de la CDMX, el trayecto dura entre 45 minutos y una hora.

Una de las formas más fáciles de llegar es utilizando la autopista México-Puebla.