La semana Santa próxima y con ello uno de los puentes más largos y esperados del año. No hay distinción de entre católicos, creyentes, o ateos, todos disfrutarán el periodo de Fe a su manera.

Aunque la semana Santa es, por tradición, un periodo de intensa actividad litúrgica para los feligreses no todos saben cuáles son los ritos tradicionales, únicamente conocen aquellos ritos que en general se realizan popularmente.

Cosas que se hacen:

  1. Películas religiosas programadas en televisión abierta. La Biblia, La pasión de Cristo, Los diez mandamientos, Ben-Hur, Moisés, y muchas más, son parte del recogimiento espiritual.      2. Adiós carnes rojas. La semana Santa trae un cambio de hábitos alimenticios momentáneo, se dejan las carnes rojas (además de que toda carnicería cierra) y se sirve pescado o pollo.
  2. Asistir a rosarios, peregrinaciones, misa. En algunas colonias los vecinos se organizan para seguir las paradas de Cristo, que termina con las grandes representaciones de su pasión y crucifixión.
  3. Ir a balnearios, playas u otro lugar con agua. Algunos deciden festejar el breve plazo vacacional para visitar algún lugar con agua para disfrutar mojarse en familia.

 

Cosas que no se deben hacer:

  1. Tener relaciones sexuales. Se dice que durante la semana Santa está prohibido comer carne roja: pensamiento (criticar), acto físico (coito), comida (carnes rojas). Todo por conmemorar  una semana consagrada a lo espiritual.

 

Cosas que la Iglesia recomienda

  1. Orar. Reflexión sobre nuestros actos para tener tranquilidad en el alma.
  2. El ayuno. Ayuda a la reflexión.
  3. Santificar las fiestas. Dejar de lado las fiestas, por ende, el alcohol y las drogas.
  4. Unidad familiar. Hay que recordar que la unión familiar es lo más importante.