YouTube la ventana que te permite decir todo lo que quieras y cómo gustes, pero desde el primero de septiembre YouTube ha implementado nuevas normas que han causado la molestia de varios vlogers.

Ahora los videos con escenas de carácter sugerente, incluyéndose, desnudos parciales y humor verde dejarán de ser monetizados, así como: violencia, incluidas imágenes de lesiones graves y acontecimientos relacionados con el extremismo violento, lenguaje inapropiado, incluido el acoso, obscenidades, incitación al consumo o abuso de drogas y sustancias reguladas, acontecimientos y asuntos controvertidos y delicados (conflictos bélicos, políticos, desastres naturales y tragedias).

¿Censura o regulación?

De acuerdo con los youtubers las nuevas normas tratan de censurar un contenido libre que han realizado por años, el no tener un contenido “adecuado” será motivo para el cierre del canal o que no sea monetizado, aunque algunos aseguran que aquellos con suficientes suscriptores (millón o más) puede verse “librados” de las reglas. Sin embargo, una realidad que ha estado viviendo y  aumentado en YouTube es que el contenido basura es cada vez mayor, el “salseo”, las críticas sin sentido o la exhibición de vacío  (de algunos canales) o la pelea y defensa de los youtubers es cada vez mayor y más agresiva. La plataforma se ha transformado en un mundo del chisme que mueve hordas de suscriptores para agresión o acoso.

Y como es de suponer los vídeos en “repuesta” y los tweets no se hicieron esperar, tanto para quejarse las nuevas normas como para ver el otro lado.