Por si fuera poco para Samsung, su imagen sigue cayendo en picada, ahora por la llamada a revisión de 2.8 millones de lavadoras. ¿La causa? LOL: explosiones.

Y no se trata en absoluto de ninguna broma, las lavadoras Samsung han estado “explotando”, hasta el momento se tienen reportados alrededor de 730 casos.

El motivo de las comillas en “explosión”, es porque para ser exactos, lo que ha estado ocurriendo es que la fuerza centrífuga ha provocado que partes de la lavadora se desprendan y salgan expulsadas de manera violenta y generando lesiones graves por impacto a quienes se encontraban cerca, con un total de nueve lesionados hasta ahora, según reporta Mashable.

Para solucionar el problema Samsung ha puesto en marcha distintas alternativas, como la opción de enviar un técnico al hogar de los consumidores para reparar las lavadoras.

Sin duda esto es un gran golpe adicional a los problemas que ya enfrenta el gigante surcoreano a causa de las explosiones de los Galaxy Note 7.

¿Qué está pasando al interior de Samsung?

La carrera por ser siempre los primeros en todo podría estar sacrificando controles de calidad más exhaustivos.