Con el sismo de 8.4 grados en la escala de Richter que se registró en la Ciudad de México durante la noche del 7 de septiembre, es justo compartir este manual de supervivencia en caso de sismo.

El primer paso: Conservar la calma

Parece un cliché, te lo han dicho hasta el cansancio, y aún así, muchas personas siguen entrando en pánico a la hora de un sismo.

Es comprensible sobre todo para aquellas personas que vivieron tragedias como la de 1985 en la Ciudad de México, sin embargo, actuar con pánico puede poner en riesgo nuestra vida y la de quienes nos rodean.

También te puede interesar: Manual de Supervivencia en caso de un ataque nuclear

Supervivencia en caso de sismo al interior de un edificio

Si el sismo o terremoto ocurre mientras estamos al interior de un edificio, el primer pasó será alejarnos de ventanas o sitios en donde haya objetos que se puedan caer fácilmente y lastimarnos. Si nos encontramos próximos a una zona de seguridad (generalmente sólo disponibles en edificios públicos como escuelas o museos) es recomendable llegar a ellas, sin embargo, si debemos bajar varios pisos, debemos descartar esta opción.

En el caso de que por la lejanía o porque no hay una zona de seguridad en tu edificio tengas que quedarte en un piso alto, la recomendación es seguir la técnica del triángulo de la vida, la cual consiste simplemente en aproximarte a los muebles más resistentes posibles y ponerte en posición fetal sobre sus lados, de esta manera, si alguna estructura colapsa, el mueble creará triángulos a sus lados en los cuales no caen escombros.

Es muy importante que procures no posicionarte debajo de mesas o estructuras débiles, ya que lo más probable es que colapsen sobre ti. Recuerda que la técnica implica estar a un costado y no debajo de los muebles.

Después de finalizado el terremoto, si todo parece estar bien, únicamente deberás salir con mucha precaución, poniendo especial atención en que no haya estructuras dañadas que puedan colapsar a tu paso, fugas de gas o instalaciones eléctricas que puedan poner en riego tu vida.

Si es posible, cierra las llaves del gas, el agua y desconecta el suministro eléctrico para inspeccionar de forma segura que el edificio es seguro.

Supervivencia en caso de sismo en la calle

En la calle hay múltiples peligros en caso de sismo, como postes o transformadores eléctricos, los cuales suelen dañarse con frecuencia, por lo que el primer paso es buscar un triángulo de la vida lo más alejado posible de postes o edificios demasiado altos.

Un triángulo de la vida en la calle suele ser a un costado de automóviles, los cuales no son difíciles de encontrar en la calle.

En el terremoto registrado en la Ciudad de México el 7 de septiembre, se pudieron apreciar las llamadas luces de terremoto, por lo que en internet aparecieron de manera inmediata decenas de videos y comentarios de pánico al respecto.

Si observas un fenómeno de este tipo, no entres en pánico, es un fenómeno natural que suele acompañar a los terremotos e incluso a las erupciones volcánicas y no representan un peligro para tu seguridad.