La casa donde nació Adolf Hitler sigue en pie en su natal Austria, sin embargo, esto no será así por mucho tiempo, ya que el gobierno local ha decidido demolerla, poniendo fin a una parte oscura de la historia.

La casa de Hitler representa muchas cosas, entre ellas, un símbolo para los crecientes grupos neonazis que de vez en cuando suelen visitar el viejo edificio donde nació su máximo líder e ideólogo, al mismo tiempo que es un símbolo de la peor masacre perpetrada en la historia de la humanidad, motivo por el cual las autoridades austriacas han decidido demoler el histórico edificio.

casa-hitler-austria

Hitler nació en esta vieja casa de tres pisos en 1889. Al no haber nacido en Alemania, la anexión de Austria al III Reich justificó la nacionalidad del Führer.

El ministro del Interior de Austria, Wolfgang Sobotka, afirmó en un comunicado que “un profundo rediseño arquitectónico tiene sentido para prevenir tanto el reconocimiento como el valor simbólico del edificio”.

En este sentido, después de demoler la casa, el gobierno construirá un nuevo edificio en el que hasta ahora se desconoce cuál será su uso final, sin embargo, es posible que se ocupe para oficinas de gobierno o incluso para un centro de caridad, de acuerdo con un reporte publicado por CNN.