Este fin de semana se llevó a cabo el Puerto Escondido Open 2018, un campeonato (de surf) internacional de Olas Gigantes en la playa de Zicatela, Oaxaca, donde los asistentes fuimos testigos del poder y la fuerza de las mujeres surfistas.

Hay varios lugares en el mundo que cuentan con las condiciones necesarias para surfear, entre ellos está Puerto Escondido. La playa mexicana de Zicatela, fue elegida para realizar esta competencia por las características de sus olas, que van desde los seis hasta los 25 metros de altura, lo que las hace perfectas para practicar este deporte.

En los últimos años las mujeres hemos tenido la oportunidad de destacar en varios ámbitos profesionales y nuestro trabajo se ha visto reconocido de manera más abierta, el mundo deportivo no ha sido la excepción.

El surf es un deporte extremo que exige concentración y mucha fuerza corporal. Cuando hablamos de tablas, grandes olas y surf vienen a nuestra mente hombres, sin embargo, no debemos dejar de lado que también hay mujeres que surfean y que lo hacen muy bien.

El surf se abrió a las damas en el año 1964 en Manly, Australia donde participó Phyllis O’Donnell, la asutraliana que ganó un título mundial de ese campeonato.

Este año, en el Puerto Escondido Cup 2018 vimos la participación de las grandes del surf como las hawaianas Emily Erickson y Keala Kennelly, la estadounidense Bianca Valenti, la guatemalteca Polly Ralda; desde tierras cariocas, Raquel Heckert y, representando a México, Isabelle Leonhardt.

El primer lugar lo obtuvo la estadounidense Bianca Valenti; el segundo puesto fue para la mexicana Leonhardt y el tercer lugar fue para Keala Kennely.

En entrevista, Leonhardt nos dio sus impresiones sobre esta competencia. La surfista mexicana declaró que el nivel de competición de este Puerto Escondido Cup 2018 fue muy alto, además, expresó su admiración por las participantes de este campeonato.

En palabras de Isabelle, el surf es un deporte muy completo que no sólo es divertido, sino que puede ser practicado por todo el público, principalmente por aquellas personas que gustan del mar; sin embargo, es un deporte un tanto olvidado por las autoridades deportivas mexicanas, ya que hace falta aumentar la inversión económica para apoyar a los surfistas.

Parte del entrenamiento que siguen las surfistas consiste en asistir al gimnasio para estar en forma, ganar músculo y tener fuerza, sobretodo en piernas y abdomen. Esta rutina se complementa con yoga, estiramientos, spinning o ciclismo; también es importante ejercitar la respiración ya que al desarrollar esta  capacidad, aumentan los tiempos de resistencia, imprescindibles para un surf de olas grandes.

Es importante destacar que en el Puerto Escondido Cup 2018 se dio la primera participación de mujeres en la competencia de Olas Gigantes.

Si lo tuyo son los deportes extremos no dejes de seguir estas competencias, en especial a las surfistas, estas mujeres te demostrarán de qué están hechas y porqué se encuentran entre las mejores del mundo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí