Casa de muñecas (2020) de Dante Vázquez (México, 1980) es un conjunto de relatos escritos con sinceridad. 16 textos cuyos personajes parecen ser muñecos que viven en un mundo que les es muy personal, en el que los sentimientos, los deseos y las inquietudes van perfilando las rutas, las acciones y las formas de apropiarse del entorno y reconocerse en el otro.

La idea del libro surgió en enero de 2018. Pero fue hasta marzo de 2019, en que el autor se encontraba recuperándose de una operación, que decidió iniciar con su aventura de escribir estos relatos. Hacia el tercio del año ya estaban listos los borradores. De junio a noviembre de 2020 Dante llevó a cabo las correcciones. Previo a la publicación, habló con su apreciada amiga Cecilia Oliveros (autora de Nox y Aeros), para pedirle el prólogo, de lo cual resultó una maravillosa conexión atemporal y energética (así la describe el autor), y por supuesto el texto que abre el libro, el cual nos aproxima a las maravillas del leer y de escribir y de cómo este libro puede ser un gran estímulo para ello e iniciarse en una aventura mágica de historias, lecturas y experiencias con la escritura.

Y es que, como lo dice la prologuista, los libros de relatos como éstos son los mejores para iniciar a leer. Por otro lado, Cecilia Oliveros compara el libro de Dante como una caja de galletas, donde se encontrarán diversos sabores y consistencias. Por ello es propicio paladear cada detalle con tiempo, para disfrutar la lectura y encontrar el sabor particular de cada una, sin importar que nosotros le hubiésemos dado otro giro o final. Lo importante es todo caso la experiencia de dejarse llevar por el sabor de las tramas.

Un espíritu juvenil recorre todo el libro. Y es que sus protagonistas son muchas veces adolescentes (algunos de los cuales no llegan a dormir a casa), que arrobados por sus emociones dan curso a los acontecimientos. Muchos de los relatos son de amor. De un amor inexperto que lleva a los personajes a conflictos existenciales o dudas que los encaran con el drama de todo deseo y toda relación interpersonal. Se trata de affaires o enamoramientos que hacen personar en la complejidad de toda experiencia de este tipo: angustias, confusión, dolor, pasión, temor, inevitables adioses. Es en este conflicto que reconocemos cómo a veces el amor mismo parece intrigar contra nosotros.

            Sin embargo, no todos los relatos tienen este tema. Hay otros de un corte más fantasioso, como el que reinventa una especie de zombis (los daracnian) que son aquejados de putrefacción, gangrena y salivación debido a los efectos desastrosos de una vacuna.

De pronto, el lector se encuentra con frases de una gran profundidad que invitan a la reflexión, y por qué no, incluso a compartirlas en redes: “»La confianza es un fino hilo de oro», «En la ausencia uno también encuentra», «A veces pensar demasiado limita la alegría».

Como dato curioso del libro, el autor nos expone: “Cada cuento de Casa de muñecas tiene como intención que el lector encuentre inspiración para reflexionar acerca de la fe, el camino y la vida del amor propio; y la importancia de los vínculos afectivos que establecemos con quienes nos rodean. Puede formarse un poema al omitir el nombre propio de los títulos, y juntarlos. El nombre de los otros dos libros, de la trilogía, aparecen por ahí. Y agrega: “A excepción de Ann, Alfa y Layan, la esencia de las protagonistas es una conexión atemporal energética de animes, pelis y libros: Alex, La naranja mecánica; Mía, Pulp Fiction; Cheshire y Conejo, Alicia en el país de las maravillas; Unicornio, El último unicornio; Armanda, El lobo estepario; Holden, El guardián entre el centeno; Everdeen, Los juegos del hambre; Kohina, Gugure! Kokkuri-san; Nina, Shingeki no Bahamut; Horo, Spice and Wolf; Elio, Call me by your name; Lo, Lolita.”

Otra cosa a notar es que el libro tiene múltiples referencias a canciones diversas que constituyen su soundtrack. Desde música clásica, a temas rockeros y poperos de Rolling Stones, PXNDX, Tame Impala, The cure, Cartel de Santa y muchos más. Es aconsejable que el lector, si no conoce estos temas, pueda buscarlos para acompañar la lectura y sentir con más fuerza las capacidades apelativas y emocionales de las canción, y cómo estas tienen correspondencia con los personajes. De hecho, un código QR al final del libro remite al lector a una lista de reproducción de los temas que hacen la banda sonora del libro.

Esta forma interactiva, lúdica e intertextual es con la que Dante, autor también de poemas y otras narraciones que han sido premiadas o finalistas en concursos literarios, se aproxima al difícil género del cuento, enfrentando retos de estructura, invitando a que el lector se deje conducir, y dejándole la última palabra. Para el interesado, la versión digital de libro puede descargarse gratis en el blog del autor: https://dantevazquez.wordpress.com

El autor

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí