¿Leíste o viste cincuenta sombras de Gray? Puede ser que te pierdas de algunos datos interesantes sobre el mundo del BDSM.

El bondage es una práctica erótica basada en la inmovilización del cuerpo de una persona pero se divide en occidente y oriente.

Shibari o Kinbaku

En Japón se conoce como Shibari o Kinbaku que significa atadura o atadura tensa. Hacia finales del periodo Edo aparece la primera documentación sobre el shibari propiamente dicho, en forma de imágenes donde se muestra el uso de la cuerda con fines eróticos

Pese a que sus raíces en técnicas de tortura, el shibari es un arte de los juegos eróticos con cuerdas, no es en absoluto cruel o violento, su práctica debe ser totalmente consensuada, con técnicas y límites definidos.

En las ataduras japonesas se emplean habitualmente diversas figuras o patrones. Las más habituales son:

  • (Ushiro) Takate Kote o Gote: Patrón frecuente empleado a menudo como base de la atadura. Captura la parte superior del torso inmovilizando los brazos generalmente tras la espalda en forma de “U” o “X”.
  • Kikkou: Atadura corporal con formas hexagonales (similares a un caparazón de tortuga) en la parte delantera del torso.
  • Hishi: Atadura corporal con formas diamantinas (romboidales). Es una de las formas más populares, muy extendida en el manga.
  • Matanawa: Atadura que se centra en la parte genital.
  • Ebi: Literalmente atadura de la gamba, similar a una posición sentada de loto con la espalda muy curvada sobre las piernas.
  • Tazuki: Arnés corporal cruzado en forma de “X”.
  • Tsuri: Cualquier atadura que incluya una suspensión corporal.
  • Teppou: Atadura “del rifle”, que sitúa los brazos siguiendo una línea diagonal.
  • Gote Gasshou: Atadura con las manos en la espalda en posición de plegaria.

Consideraciones

No se puede censurar la práctica, pero se debe tener en consideración que la realización incorrecta de las ataduras, especialmente si las figuras incluyen suspensión total o parcial, puede provocar lesiones de diversa gravedad en nervios, tejidos o articulaciones. Se suelen realizar ciertas recomendaciones de seguridad:

  • El roce de la cuerda sobre la piel puede provocar abrasiones si el movimiento es demasiado rápido o brusco.
  • Tener al alcance de mano tijeras (preferiblemente de punta curva) permite cortar las cuerdas rápidamente en caso de emergencia.
  • Establecer comunicación con la persona atada permite detectar situaciones de peligro: diferentes escuelas favorecen la comunicación verbal o la no verbal.
  • Se aconseja comprobar regularmente las extremidades de la persona atada.
  • Las formas de prevenir daño en nervios y articulaciones varían entre diferentes escuelas.
  • Se deben tomar precauciones especiales con modelos sin experiencia, con presión sanguínea baja, problemas cardiorrespiratorios o de circulación.

Además de tener en cuenta cada una de las consideraciones, es esencial confiar en la persona plenamente, no importa si eres sumiso o maestro, la confianza entre ambos permitirá que se disfrute la experiencia.