El Palacio Barolo, también llamado Pasaje Barolo o Galería Barolo, es un edificio de oficinas ubicado en Buenos Aires, Argentina. Cuando fue construido era el edificio más alto de la ciudad y de América del Sur al igual que su hermano ‘gemelo’ en estilo ecléctico, construido por el mismo arquitecto en Montevideo, el Palacio Salvo.

El arquitecto italiano Mario Palanti construyó este palacio a pedido del empresario textil Luis Barolo, diseñando incluso los elementos de detalle como picaportes, lámparas y jaulas de los ascensores, en un caso de auténtico concepto integral. Se inauguró el 7 de julio de 1923.

El edificio está lleno de analogías y referencias a La Divina Comedia, motivadas por la admiración que su creador profesaba por Dante Alighieri. La división general del Palacio sigue la estructura de La Divina Comedia, el Palacio tiene tres partes: infierno, purgatorio y cielo (el faro representa al Empíreo). Además, la división estructural sigue en todo una correspondencia exacta y el Faro representa a los “nueve coros angelicales”. Uno de los planes de Barolo y Palanti era trasladar los restos de Dante al edificio, que funcionaría como mausoleo del gran poeta. La estructura tiene 100 metros hasta la punta del faro, mismo número de cantos que tiene La Divina Comedia y 22 son los pisos, al igual que las estrofas de los versos de la obra.