Hay muchos factores que juegan un papel importante para crear la experiencia de usuario en un smartphone, desde el diseño, hasta el software, la cámara e incluso los materiales y su acabado. Sin embargo, el elemento más importante y que permea todos los demás componentes –por lo tanto afectando toda la experiencia de usuario– es sin duda el SoC (System of Chip, por sus siglas en inglés), también conocido como procesador.

Éste es el cerebro del smartphone, y como tal controla la forma en que los demás componentes interactúan entre sí para crear un sistema funcional. Cualquier fallo o baja en el desempeño del procesador puede tener un profundo impacto negativo en la experiencia en general, afectando aspectos como la productividad, y facilidad de uso. Por el otro lado, un procesador de alto desempeño puede llevar la experiencia de uso al siguiente nivel.

Hoy en día los smartphones en el mercado usan procesadores hechos por terceros y, para sorpresa de mucho, incluso algunos de los dispositivos insignia más esperados. Esto significa que el cerebro del dispositivo no fue diseñado ni fabricado específicamente para el dispositivo en el que reside, lo que le impide sacar máxima ventaja de su hardware. En el caso de Huawei, la compañía hace sus propios procesadores –diseñados y manufacturados internamente– para sus dispositivos insignia, como el HUAWEI Mate 10, que usa el nuevo Kirin 970, el primer SoC con capacidad nativa para tareas de Inteligencia Artificial (IA). Pero, ¿todo esto qué significa para el consumidor? Para explicar esto, a continuación presentamos una lista de los beneficios que trae el usar un procesador hecho a la medida, y teniendo al usuario final en cuenta.

1. Inteligencia Artificial Móvil

El siguiente gran paso en la evolución de los smartphones es la Inteligencia Artificial Móvil, que abre un nuevo mundo de funciones y servicios para ser integrados dentro de los smartphones, en lugar de simplemente enlazar el dispositivo a los servicios de IA en la nube, que normalmente están limitados a los asistentes personales, y además dependen de una conexión a Internet. El Kirin 970 es el primer procesador para smartphone que, de forma nativa, logra un desempeño 25 veces mayor en tareas de Inteligencia Artifical, con 50 veces más eficiencia energética.

2. El dispositivo más rápido posible

El primer beneficio proveniente de usar un procesador hecho específicamente para el dispositivo es que, de esta forma, el hardware en su totalidad puede usar todo el potencial de su cerebro. Gracias a esto, todos los procesos internos que suceden en el interior del chipset están optimizados para usar sus recursos completamente, lo cual se refleja en la velocidad con que el smartphone puede correr el software más demandante, como juegos 3D, o aplicaciones para edición de foto y video. Además de esto, un procesador como el Kirin 970 puede usar el poder de la IA para aprender del comportamiento del usuario para gradualmente optimizar sus recursos de forma que se hace más rápido con el paso del tiempo.

3. Más memoria para hacer más

Los smartphones de hoy en día están hechos para hacer varias tareas al mismo tiempo. ¿Trabajo, mensajes, juegos, navegar la web, o usar redes sociales? Ya no es necesario escoger. Un procesador completamente optimizado para el smartphone es capaz de sacar el mayor provecho de su memoria RAM, permitiéndole correr todas esas apps al mismo tiempo sin colapsar el sistema, ni alentar su desempeño, creando una experiencia de usuario fluida.

4. Autonomía completa para días más largos

Contar con una batería de gran capacidad en miliamperios hora (mAh) es muy importante, pero si el procesador no está completamente calibrado para ésta, el consumo de energía puede rápidamente descargarla por completo, sin importar qué tan grande sea. Por ejemplo, el HUAWEI Mate 10 tiene una batería bastante grande (4,000 mAh) –que es una de más más grandes de la industria en un smartphone insignia–, pero el Kirin 970 además usa IA para administrar el consumo energético en una forma más eficiente, lo cual permite el tener hasta un día y medio de uso normal, o un día completo para usuarios demandantes.

5. Carga segura de alta velocidad

Mientras más grande sea una batería, el tiempo de carga será mayor. Sin embargo, el Kirin 970 hace posible la tecnología SuperCharge, exclusiva de Huawei, que permite a una batería grande como la del HUAWEI Mate 10 cargar de 0 a 58% en tan sólo 30 minutos. Esto es posible gracias a la comunicación directa que existe entre el cargador y el procesador, que regula el flujo de electricidad a través de su sistema de seguridad de 15 capas, que además ha sido certificado por la autoridad de la industria TÜV Rheinland.

6. Mejor conectividad y cobertura

No tiene sentido el tener un smartphone rápido con una conexión de red lenta. Para tener conexión de red de alta velocidad se requiere de más que antenas poderosas: también es necesario que el procesador sea capaz de sacarles provecho. El Kirin 970 permite al HUAWEI Mate 10 ser compatible con altas velocidades de subida y descarga en redes LTE, creando una experiencia in interrupciones.

7. Fotografía Inteligente

Una de las funciones más usadas de los smartphones es la cámara, y sus resultados no dependen sólo de la óptica y los sensores, sino también de la habilidad del SoC para capturar y procesar lo que ven los lentes, todo en tiempo real. El tener un procesador hecho a la medida, como el Kirin 970, con su Procesador de Señal de Imagen también hecho en casa (ISP, por sus siglas en inglés), produce imágenes de mayor calidad –más nítidas, con mayor detalle, y colores más vivos y fieles– que además pueden ser nativamente guardadas en formato RAW, como lo hacen las cámaras profesionales, lo cual significa que las fotografías incluyen una mucho mayor cantidad de información, lo cual es perfecto para postratamiento e impresión. Todo esto funciona de forma fluida, para que al momento de abrir la cámara, no hay ninguna latencia en su operación, permitiéndote capturar el momento al instante.

8. Integración impecable con el Sistema Operativo

Todas las funciones y características de algún hardware se usan mediante el Sistema Operativo, que al mismo tiempo es la plataforma mediante la cual el teléfono corre cada una de las aplicaciones. El tener un procesador como el Kirin 970 permite al HUAWEI Mate 10 integrarse sin problemas con Android 8, que la última versión del Sistema Operativo para dispositivos móviles más popular del mundo, y que incluye muchas nuevas características. El Kirin 970 no sólo hace posible la perfecta calibración del Sistema Operativo, sino además la operación de EMUI, la capa de personalización de Huawei que agrega mejoras y nuevas funciones a Android.

9. Desempeño gráfico estable

Una arquitectura de cómputo que integra una Unidad de Procesamiento Gráfico (GPU, por sus siglas en inglés) mejora considerablemente la capacidad de un hardware para para desplegar una interfaz de usuario, además de contenido como video y fotos. Sin embargo, si el procesador no está totalmente calibrado para funcionar con el teléfono, la capacidad del GPU no se está usando al 100 por ciento. El Kirin 970, por ejemplo, integra un GPU de 12 núcleos, lo cual permite la administración más eficiente de los recursos gráficos, creando una experiencia gráfica de alta calidad que se siente rápida todo el tiempo, incluso cuando se corren aplicaciones demandantes, como juegos 3D, o contenido en alta resolución, como video 4K o fotografías de 20MP en formato RAW.

10. Una computadora personal dentro de tu smartphone

Contar con el poder extra de un procesador hecho a la medida como el Kirin 970 permite al HUAWEI Mate 10 ofrecer nuevas funciones que serían imposibles de realizarse de forma realmente útil. Una de éstas es la posibilidad de usar el smartphone como computadora personal; para esto simplemente hay que conectarlo a un monitor o TV usando un cable USB-C a HDMI, por lo que no hay necesidad de comprar un caro dock ni ningún otro hardware extra. El procesamiento de alta eficiencia del Kirin 970 permite una experiencia de PC con calidad de escritorio para mayor productividad, corriendo varias apps simultáneamente en distintas ventanas, incluso sin que éstas hayan sido optimizadas para ello. Además, se pueden conectar un mouse o trackpad, y un teclado vía Bluetooth al HUAWEI Mate 10, los dos al mismo tiempo, para mayor confort.

Éstos son sólo 10 de los beneficios más importantes de un procesador hecho en casa, pero no son los únicos. La lista es bastante larga, ya que la calibración entre el hardware y el software mediante el cerebro del smartphone tiene un significativo impacto en cada aspecto de la experiencia de usuario.

¿Quieres adquirir un Huawei Mate 10? Este será el mejor mes para hacerlo, ya que con motivo del nuevo lanzamiento de HUAWEI en México, en la compra de un HUAWEI Mate 10 el 16 y 17 de diciembre, llévate gratis un HUAWEI P10 Selfie. Válido en las tiendas de Telcel y AT&T en centros comerciales: Perisur, Parque Delta, Buenavista, Santa Fe y Tintoreto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí