Una tendencia que están siguiendo las marcas de belleza y cuidado personal es emitir recomendaciones o enlistar los errores más comunes a la hora de maquillarse. Pareciera que dar consejos es la clave para que las mujeres de hoy decidan comprar los productos de una marca.

En cierto sentido esto es funcional hasta que a todas las marcas se les ocurre seguir ese camino. Ahí es cuando empieza el problema, pues las mujeres de hoy lo que menos quieren es más de lo mismo.

Quien a mi juicio dio en el clavo con su estrategia de lanzamiento fue Jafra, pues a diferencia de la competencia, la marca optó por un storytelling protagonizado por Philippine Courtière para presentar un nuevo perfume.

Aquí Jafra no destaca que su recién llegado Paris et Moi es una fragancia, cuya salida deja percibir fresas de mara, acorde kir royal y mandarina; que el corazón está compuesto por macarrón de pétalos de rosa, jazmín sambac, jazmín de grasse y rosa de mayo; mientras que su fondo es de sedosas y cremosas maderas, ámbar blanco, cedro y pachulí.

En lugar de ello, la marca contó la historia de la perfumista y de una manera simple narra cómo Philippine Courtière, de ser abogada decidió seguir los pasos de sus padres y abuelo (colaborador del lanzamiento de Casa Dior) para convertirse en lo que es ahora.

parisetmoipcourtiere11

Jafra cuenta que Courtière se inspiró en su vida y mejores recuerdos en París para crear una fragancia que transportara a las mujeres a la llamada Ciudad de las luces.

En la industria de la perfumería, los lanzamientos son muchos. Sin embargo, a veces el éxito en la estrategia de comunicación va más allá de las notas que componen un perfume, y de los tutoriales que abundan en Internet.

perfume