Muchas veces hemos encontrado conexiones WiFi en el espacio público y nunca nos detenemos a pensar si esa red es segura o no. Más de la mitad de los mexicanos considera que su información personal está segura mientras navega por redes públicas.

El antivirus Norton realizó un Reporte de Riesgo WiFi y reveló que el 62% de los mexicanos considera que su información personal está segura cuando hacen uso de una red WiFi pública. Un comportamiento que este Reporte demostró es que el consumidor no espera más de 2 minutos antes de conectarse a una red pública una vez que llega a un lugar nuevo, esto demuestra que los usuarios de la red tienen una necesidad latente de estar conectados siempre que sea posible.

Fran Rosch, vicepresidente ejecutivo de la unidad de negocio del consumidor de Symantec, dijo que el acceso que tienen los ciberdelincuentes a sus teléfonos móviles a través de conexiones WiFi públicas es muy fácil por lo que la seguridad de su dispositivo se ve amenazada.

El Reporte de Riesgo Wi-Fi que realizó la empresa Norton encuestó a más de 15,000 consumidores de 15 países para conocer y aprender sobre sus prácticas y percepciones públicas sobre Wi-Fi.

Los hallazgos a nivel global muestran que las personas son conscientes de los riesgos que presenta conectarse a una red de WiFi pública, pero no necesariamente modifican sus comportamientos. En nuestro país destacan los siguientes comportamientos:

  • Los consumidores están dispuestos a sacrificar la seguridad de su información personal por Wi-Fi gratuito.
  • El 42% de los mexicanos no usa una red virtual privada (VPN por sus siglas en inglés) para asegurar sus conexiones de Wi-Fi, aunque es considerada como una mejor manera de proteger la información personal.
  • Entre las principales razones para utilizar conexiones Wi-Fi públicas, los usuarios de distintas generaciones consideran importante asegurar que alguien importante pueda ponerse en contacto (57% generación Z (18-20 años), 56% generación X (38-52) y 53% generación Y (21-37)) y evitar drenar su plan de datos (31% de la generación Z, el 45% de la generación X y el 43% de la generación Y)

En el caso de utilizar una conexión Wi-Fi pública para asuntos más privados, conectarse a una red no segura podría revelar más información privada o hábitos de una persona tomando en cuenta lo siguiente:

  • El 22% de los encuestados admitió haber visto contenido para adultos en Wi-Fi públicas. De esas personas, el 44% admitió haberlo hecho en un hotel y el 33% restante en casa de un amigo.
  • El 28% ha accedido a una red Wi-Fi sin el permiso del propietario; el 26% ha accedido a una red Wi-Fi abierta perteneciente a una persona o negocio cercano.
  • El 95% de los mexicanos ha actuado de manera riesgosa en línea al usar una red de Wi-Fi pública al ingresar a redes sociales y cuentas de correo electrónico, pero el 42% informó que se sentiría horrorizado si sus datos financieros fueran robados y publicados en línea por hackers.

Otro de los comportamientos que develó este Reporte se centra en el acceso a WiFi como una necesidad al viajar. Los mexicanos son incapaces de resistir el acceso a una red fuerte y gratuita de WiFi a pesar de los riesgos. Esto se vuelve más irresistible al momento de viajar.

Los mexicanos dicen que el acceso a una red WiFi fuerte es un factor decisivo al elegir un hotel (84%), un lugar para comer (62%), el transporte (61%) o al elegir la aerolínea (59%). Además, el 64% de los mexicanos harán o intercambiarán algo por obtener una fuerte señal de WiFi, por ejemplo, el 45% de ellos podrían ver un anuncio de 3 minutos.

A pesar de la necesidad de tener acceso a una conexión de WiFi fuerte y gratuita, hay pasos sencillos que puedes seguir para ayudar a proteger tu información en línea:

  • Usar un software seguro. Una de las mejores maneras de proteger tu información en línea es utilizar una red virtual privada (VPN) de un proveedor de confianza, como Norton WiFi Privacy de Symantec. Las VPN proporcionan un “túnel seguro” que encripta los datos enviados y recibidos entre tus dispositivos e internet.
  • Busca sitios con HTTPS. Muchas compañías utilizan sitios web seguros HTTPS (Protocolo seguro de transferencia de hipertexto) para proporcionar seguridad en línea. Puedes distinguir si un sitio web es seguro si tiene un símbolo de candado pequeño junto a él. Sin embargo, aunque el sitio web en sí puede ser seguro, tu información personal podría estar vulnerable si la conexión de red no es segura.
  • Compartir menos es mejor. Piensa dos veces antes de ingresar cualquier tipo de información personal, desde contraseñas, a datos financieros y fotos en redes públicas de WiFi. Incluso si no compartes información de forma activa, es posible que tu dispositivo lo esté haciendo. Muchos dispositivos están programados para buscar conexiones automáticamente a otros dispositivos en la misma red, lo que podría hacer que tus archivos sean vulnerables.

Asegúrate de inhabilitar el uso compartido de tus dispositivos para asegurar que lo tuyo sea sólo tuyo. Cuida del hardware de tu dispositivo pero sobre todo, cuida tus datos personales.