Controlar el cutis graso es posible

En la actualidad el mercado de la belleza cuenta con un sinfín de tratamientos y cosméticos diseñados para personas con cutis graso, no obstante, la Cámara Nacional de la Industria de Productos Cosméticos (CANIPEC) recomienda tomar en cuenta los siguientes pasos para conseguir una piel sana y radiante, alejada de las impurezas y exceso de oleosidad.

1. Limpieza facial

Un paso imprescindible que facilitará la tarea de controlar los brillos y tonificar la piel será la limpieza facial, es recomendable que se realice dos veces al día: por la mañana y por la noche. Es importante emplear productos diseñados específicamente para piel grasa y a base de ingredientes naturales, ya que esto dará equilibrio al cutis.

2. Evita productos comedogénicos

Los productos comedogénicos son los grandes enemigos de las pieles grasas, ya que suelen ser muy pesados para la piel debido al exceso de aceites que contiene, lo que provocará que las glándulas sebáceas produzcan más grasa aún, lo que obstruirá poros y generará brotes de acné.

3. La prebase, un paso estratégico

El primer o prebase es un gran aliado para las pieles grasas, actualmente se pueden encontrar en el mercado prebases que ayudan a matificar el rostro, difuminar los poros y controlar el exceso de grasa por horas, además dejará la piel lista y unificada para aplicar el resto de productos y prolongar la duración de los mismos.

4. Polvos traslúcidos, harán magia en tu piel 

La tarea de los polvos traslúcidos es fundamental para personas con piel grasa, ya que complementará la función del primer, ayudando a sellar el maquillaje y evitar que los brillos aparezcan al paso de unas horas. Los polvos traslúcidos no aportan color ni peso al maquillaje, son ligeros e imperceptibles.

5. Toallitas faciales anti-brillo

Las toallitas desechables anti-brillo ayudarán a que el maquillaje luzca impecable durante el día, la gran ventaja es que se pueden transportar fácilmente en la cosmetiquera, lo que permite usarlas y desecharlas las veces que sea necesario retocar el maquillaje. Es muy importante no aplicar productos cuando no se ha retirado el exceso de grasa previamente.

Sigue estos consejos y disfruta de una piel sana y un maquillaje perfecto.