“No hay que confiar en los perdones ni en los obsequios”: Desirée Navarro

0

Con el fin de concientizar a las mujeres sobre la violencia de género y de darles herramientas útiles para erradicar este problema que ocurre en el país, Vital Voices y la Fundación Avon llevaron a cabo el segundo Instituto de Justicia Sobre la Violencia de Género en Toluca, Estado de México.

A esta iniciativa se sumaron personalidades como Desirée Navarro, autora del libro “¿Es posible morir de amor?”.

La también diseñadora destacó la importancia de no confiar en los perdones ni en los obsequios para demostrar que los hombres están arrepentidos. Esto no es así, cada que uno regresa al círculo de violencia es mucho más violento. Hay que trabajar en la autoestima. Generalmente las mujeres y los hombres que imprimen esta violencia es porque tienen una autoestima muy baja.

“El primer paso es darse cuenta del problema que están viviendo, que no piensen que es algo natural o normal. Que no piensen que porque lo vieron en su casa o en generaciones atrás, ustedes tienen que vivirlo. Saber que corren peligro y que esto no va a parar”, comentó.

Para poder salir del círculo de violencia lo principal es ser económicamente independiente, asistir a grupos de mujeres que han sufrido este tipo de violencia, porque ellas ya tienen la experiencia y las van a ayudar a salir adelante. Y por supuesto, hay que confiar en las instituciones especializadas, nos da miedo declarar, pero es necesario.

“La violencia no es de las indígenas, no es de la Sierra ni de los estratos bajos, la violencia está en mi casa, en tu casa, en la casa del vecino y es responsabilidad de toda la sociedad no permitirla y ponerle un alto, un alto que debe comenzar desde el respeto a todas nuestras acciones y a todos nuestros derechos como seres humanos”, concluyó.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y con el Instituto de las Mujeres (Inmujeres), se estima que al día son asesinadas siete mujeres en el país. Asimismo, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) dio a conocer que, en feminicidios, México ocupa el puesto 16 en el mundo.