Este 8 de marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer como un recordatorio de la lucha constante de la mujer por participar de manera igualitaria dentro de la sociedad.

Sin embargo, México aún está lejos de ser considerado uno de los países con equidad de género, por el contrario, ocupa el quinto lugar de los países con la peor brecha de género en América Latina, de acuerdo con el reporte de género 2017 elaborado por el Foro Económico Mundial (WEF).

Una de las variables que se toma en cuenta para este reporte es la oportunidad económica y según datos de WEF, mientras que una mujer mujer mexicana gana aproximadamente 223 mil pesos al año, un hombre recibe más de 451 mil pesos por el mismo empleo, esto significa una diferencia de más del cincuenta por ciento.

La brecha salarial de género sigue siendo un tema de gran impacto social pero las mujeres han logrado escalar peldaños en estos últimos años. Prueba de esto es que con base en información Grant Thornton, México es el país con el mayor porcentaje de mujeres en puestos directivos de medianas y grandes empresas en el continente Americano, aún sobre Estados Unidos, Canadá, Brasil y Argentina.

“El mundo empresarial no está cerrado para las mujeres, sin embargo, sí es más difícil ocupar un puesto directivo porque la idea generalizada de la sociedad es que un puesto de esa magnitud es mucho más demandante para una mujer pero, eso no es ningún impedimento, sólo es cuestión de organizarnos”, menciona Aurelie Bagard, Directora Comercial Small de Edenred México.

Para Aurelie la base del éxito, en cualquier aspecto de la vida, es la confianza que se deposita en uno mismo sin importar si eres hombre o mujer.

“Desde que salí de la escuela, tenía claro que quería ser Directora de Ventas pero recuerdo que me dijeron que una mujer jamás ocuparía ese puesto. A pesar de esto, luché por mi objetivo y lo logré porque nunca dudé de mí, porque creo que la confianza no tiene cuestión de género”, cuenta Bagard.

De acuerdo a la encuesta anual de la firma Grant Thornton, de 2016 a 2017, las empresas mexicanas con mayor número de tomadoras de decisiones aumentaron de 18% a 24%, mismos que año con año, irán cambiando debido a la constante evolución del pensamiento social y sobre todo, de las oportunidades laborales para las mujeres.

“Las empresas están dando un gran paso en lo relacionado a la equidad de género. Por ejemplo, en Edenred México, se ha incrementado el número de mujeres de un año para otro. Actualmente, del total de trabajadores que somos en la empresa, un 40 por ciento somos mujeres”, puntualiza la Directora Comercial Small de Edenred México.

El Foro Económico Mundial precisa que el desarrollo saludable del género femenino influye considerablemente en el crecimiento, competitividad y futuro económico de los países y empresas en cualquier parte del mundo.

A pesar del panorama y terribles situaciones que enfrenta el país en cuanto a la desigualdad de género, México ya está al inicio del camino al menos en la parte laboral, en donde ya hay empresas que fomentan día con día la equidad de género, lo que beneficia a miles de mujeres mexicanas que buscan una oportunidad laboral.