SI ESTÁS CANSADO de la vida estresante y movida de la ciudad, te invito a conocer Mahahual, un destino paradisíaco en proceso de desarrollo turístico en el estado de Quintana Roo, México. Mahahual es un pueblo pesquero que todos los días recibe la llegada de cruceros, una grata experiencia tanto para turistas que desabordan, como para quienes tienen la suerte de observar la llegada de los barcos.

La puerta al turismo es Costa Maya, donde se ha adaptado un parque temático que te transporta a un pueblo de pescadores de los años entre los 30 y los 50. Cuenta con villas, locales, tiendas de recuerdos y la mejor gastronomía.

También cuenta con un parque acuático de cuya estructura, que asemeja a una pirámide, brotan toboganes para todos los niveles de valentía. El mismo sitio le ofrece a los intrépidos actividades como tirolesa y recorridos por ríos mayas.

Disfruta de un viaje con playas tranquilas, cuidadas por la población, te sentirás en el paraíso al nadar en aguas limpias y cristalinas, de bellos colores verde y azul. Y cuando te canses de nadar, date el lujo de adquirir un masaje con masajistas profesionales a la orilla del mar.

Entre las actividades que puedes encontrar está el snorkel: disfruta de bucear por el segundo sistema coralino más grande del mundo; encuentro con delfines, ya sea desde una plataforma o interacción en agua profunda; deslizarte sobre el mar con las tablas SUP y practicar Stand Up Paddle boarding que te proveerá el acceso a líneas costeras, manglares y ríos; eco tours en playas retiradas, ríos o lagunas donde podrás observar animales exóticos, tanto marinos como terrestres, así como maravillas naturales; conducir una moto acuática, entre muchas cosas más.

Pero si lo que te gusta son las zonas arqueológicas, en Mahahual se encuentra Ichkabal, que data del siglo 100 a 200 d.C., cuyo sitio, oculto dentro de la selva, forma parte de un grupo arqueológico donde se incluye Kohunlich, Kinichna y Dzibanché, sitios que fueron abandonados por la civilización maya. Uno de los monumentos apenas descubiertos en 2009, y cuyas estructuras se han mezclado tanto con la naturaleza, que se han llegado a confundir con la topografía general del área.

O si lo que quieres es un momento de relajación y armonía con la naturaleza, los equipos turísticos te ofrecen grupos de Yoga que se imparten tanto en tierra como en una tabla sobre el mar. Siéntete parte de un todo conviviendo con la madre naturaleza en un lugar por demás maravilloso.

Anímate a pasear por sus calles y conocer a su gente en estas vacaciones. Disfruta de su gastronomía, costumbres y todo lo que ellos te ofrecen. El único inconveniente es que no querrás irte.

Para información turística visita el sitio: http://www.tumahahual.com/es/