“Las bicicletas eléctricas no son para gorditos”: ElectroBike

0

De acuerdo con el Fideicomiso para el Mejoramiento de las Vías de Comunicación de la Ciudad, los viajes que cruzan los límites de la ciudad y el Estado de México son más de 4.2 millones por día. Asimismo, el Índice de Tráfico TomTom indicó que la Ciudad de México es la metrópoli con más problemas de circulación vehicular de todo el mundo.


Acorde con el estudio, los tiempos de traslado en la ciudad se pueden incrementar en promedio hasta un 66%, y el tráfico matutino duplica la duración de los viajes de lunes a viernes.

Si tomamos en cuenta que el estrés y los largos trayectos en el transporte público detonan el mal humor y afectan la salud mental de los citadinos, es oportuno buscar otras opciones de movilidad que faciliten los trayectos y mejoren la calidad de vida de quienes lidian con el tráfico diario o con los cúmulos de gente en el transporte concesionado.

Uno de ellos es ECOBICI, el sistema de bicicletas públicas compartidas, otro es el uso de motocicletas, de hecho, cifras oficiales revelan que, en la última década, la cantidad de motos en el país creció 294%, de este porcentaje, el 13% se encuentra en la capital.

Una tercera opción son las bicicletas eléctricas. Eduardo Cymerman, director general de ElectroBike, explica que su uso depende mucho de la distancia que se tenga que recorrer. Hay modelos plegables que se pueden combinar con otro medio de transporte. La batería rinde entre 6 a 40 kilómetros por carga, y el costo va desde los 12 mil hasta 38 mil 900 pesos.

El reto que gira en torno a las bicicletas eléctricas es el poco conocimiento que se tiene de ellas, pues la primera impresión al escuchar sobre su mecanismo es que están pensadas para la gente que no le gusta hacer ejercicio o bien para gorditos.

“Estas bicis son recomendables para la gente que está cansada del tráfico y que quiere desplazarse más rápido. Es una solución de movilidad para las personas que trabajan cerca de su casa, que viven en la zona conurbada o que requieren complementar sus medios de transporte. Además, las puede utilizar cualquiera que tenga más de 10 años de edad”, dijo Cymerman.

Entre los beneficios que aportan las bicicletas de este tipo destacan:

  1. Es económica porque no consume gasolina ni se paga estacionamiento. Los seguros son más baratos.
  2. Es ecológica porque es cero emisiones.
  3. Es eficiente porque solo consume 1 kilowatts hora por cada 100 kilómetros que recorremos, es decir, es como cargar una laptop.
  4. Es saludable porque el usuario decide cuándo y cuánto pedalear.
  5. Reduce el estrés y mejora el estado de ánimo.

“Este concepto se asemeja a lo que es una agencia de automóviles, pero dedicada exclusivamente a la bicicleta eléctrica. En este sentido, cualquiera puede adquirir una de contado, a través de tarjetas de crédito con meses sin intereses o mediante un plan de financiamiento con un enganche”, concluyó el director.