El uso compulsivo del teléfono móvil ya es un tema de cuidado en diferentes reuniones sociales, pues además de que distrae del principal tema, no soltar el aparato es tomado como una falta de respeto hacia los presentes. Ahora, con tal de terminar con esto, surge un dispositivo electrónico que inhabilita las funciones.

Estar constantemente checando y hablando por teléfono en desayunos, comidas, cenas, reuniones con amigos y familia se ha vuelto incómodo para las personas presentes. Para tratar de contrarrestar el problema, además de socializar con el dueño del teléfono, surge el Distractagone.

Esta caja electrónica tiene el tamaño perfecto para guardar más de un smartphone –hasta cuatro dispositivos–, además de que su mecanismo contiene un reloj que permite establecer el tiempo en el que la caja se abrirá. Con sólo dos botones es posible obtener la atención de “los adictos” al teléfono móvil”.

Y es que no sólo es útil para los que quieren pasar un buen rato libre de constantes llamadas, mensajes y notificaciones; sino que también para los que se encuentran en el trabajo o realizando una actividad que requiere de especial atención.

Pese a que el Distractagone no esta disponible en tiendas de México, es posible adquirirlo a través de la kickstarter.com.