Home Boletín semanal Estas son las 5 razas de perro que más se roban

Estas son las 5 razas de perro que más se roban

¿Alguna vez has escuchado que la elección del robo de autos está relacionada con el color de la unidad?, pues algo parecido ocurre con los perros, así que, si tienes un perrhijo con quien sueles pasear por las calles, entonces es momento de que tomes ciertas precauciones para que no te lo roben.

A pesar de que en México el respeto y cuidado por la vida de los animales es más notorio que hace unos años, todavía estamos retrógrados en algunas cuestiones. La ley es una de ellas.

De acuerdo con Alejandro García, director general de Funeral Pet, la legislación en el país aún no vela por mejorar la calidad de vida de los animales. Si bien hay avances en la materia, hace falta incorporar derechos que garanticen una mejor calidad de vida para los animalitos.

Otro punto es el uso adecuado de las palabras cuando se refiere a ellos en las normas, por ejemplo, la palabra mascota, y en caso más grave, son referidos como cosas y no como seres vivos o bienes. De ahí que, cuando hay un robo de nuestro amigo de compañía, parece más viable pegar letreros en los postes que denunciar el caso a las autoridades.

Está demostrado que, hablando de perros, las razas más robadas son el Pomerania, Yorkshire, Pug, Bulldog inglés y francés y el Schnauzer, y que este delito ocurre con más frecuencia en la Condesa, en la Roma y en la colonia Del Valle.

Lamentablemente, el robo de los perros ocurre con bastante frecuencia, y el amparo jurídico en México todavía es muy vago. Recientemente se dio a conocer que en Colombia fue robado un automóvil con todo y perritos dentro del vehículo.

Ocho horas después del atraco, los asaltantes ataron a los perritos en un árbol, junto con papeles de los dueños, a fin de que los animalitos pudieran ser encontrados y devueltos. Esto fue, hasta cierto punto, bueno. Sin embargo, no es una garantía de que suceda, por ello, es importante que tu perrhijo siempre lleve su placa de identificación, collar y correa, y en caso de que lo sueltes no te confíes, vigílalo, no lo descuides ni te separes tanto de él.