Aunque hacer ejercicio de manera constante cuesta mucho trabajo, la realidad es que cuando te ejercitas el cerebro produce endorfinas que estimulan la liberación de hormonas; éstas reducen el ritmo cardiaco, mejoran la digestión, regulan la presión y relajan el cuerpo, pero sobre todo, ayudan a tener una mejor vida sexual.

Acorde con entrenadores de Hard Candy, hay seis razones por las que hacer ejercicio te va a ayudar en ese terreno. Presta atención, pues si sigues estos puntos puedes tener un 14 de febrero inolvidable.

Refuerzo del sistema cardiovascular

Los ejercicios aeróbicos como el baile, el bootcamp o el cardio hacen que incremente el ritmo cardiaco y con ello la circulación de la sangre en todo el cuerpo, llegando a todos los lugares correctos, también reduce el estrés, humecta la piel y depura toxinas, incluso en las áreas bajas; lo que provoca tener una mayor resistencia a la actividad física. Además, estar en movimiento constante durante un mínimo de 30 minutos por 4 días o su equivalente, hacen 2/3 menos probable presentar problemas de disfunción eréctil en los hombres.

Flexibilidad, más opciones para mejorar el acto sexual

Si te ejercitas a diario, tu cuerpo se hace más flexible y resistente, por tanto tendrás menos limitaciones en movimientos, lo que deriva en más posturas para experimentar y disfrutar plenamente.

Mejora de la excitación

Lo mejor para combatir el libido bajo es levantar un par de pesas para aumentar fuerza. Los entrenamientos o clases de fuerza incrementa los niveles de hormona del crecimiento y eso contribuye en la liberación de testosterona y endorfinas, sustancias naturales del cuerpo que son asociadas con estados de ánimo positivos, éstas también se liberan durante la actividad sexual y entre más se experimente su efecto, más fácil será llegar a la excitación.

Mejor rendimiento en mujeres de más de 40

El ejercicio de alta intensidad o clases de alto rendimiento como Throwdown o Bondage, al igual que los sprints puede ayudar a mujeres de una edad más avanzada a tener un mejor rendimiento durante los actos sexuales y lograr más y mejores orgasmos, ya que el cuerpo se acostumbra a ritmos y frecuencias cardiacas. Entre más se practiquen ejercicios de resistencia o de flexibilidad muscular se puede observar mejor desempeño sexual.

Modera la respiración

Enfocar la mente y los sentidos en respirar adecuadamente puede traer efectos positivos a la hora de experimentar excitación. El desempeño puede incluso depender mucho de la manera en que respiras, para mejorar este aspecto el yoga es ideal para mejorar tu vida sexual, pues ayuda a enfocarnos en las necesidades tanto propias como de tu pareja y nos ayuda a oxigenar el cuerpo a través de la respiración para llegar a nuevos límites que disfrutar.

El ejercicio te hace sentir sexy

Cuando empiezas a entrenar empiezas a ver cambios y automáticamente te sientes más atractivo y tu auto-estima aumenta considerablemente. Si te sientes cómodo con tu cuerpo puedes usar ropa más ajustada que marque bien tus líneas y te haga ver con una silueta muy sexy.