Una de las noticias que más ha dado de qué hablar en los últimos días, es la llegada de los baneos a Pokémon Go, los cuales pueden ocurrir temporal o permanentemente de acuerdo con la gravedad de la infracción (uso de bots y cualquier tipo de trampa).

Sin embargo, claro está que las comunidades de desarrolladores nunca se dan por vencidos, así que como respuesta al anuncio de los baneos para aquellos tramposos que alteran su ubicación o usan trucos para encontrar Pokémon específicos, uno de los creadores de varios bots para Pokémon Go se puro a trabajar para descubrir cómo funcionan los baneos para después desarrollar una manera de evitarlos.

Pues bien, los planes lo salieron como esperaba.

El simpático desarrollador utilizó un grupo de quemadores de SIM para lanzar miles de peticiones a los servidores de Niantic, tal como lo hacían servicios como PokéVision, sin embargo, esto disparó las alertas de seguridad, y la empresa asoció las anomalías a una IP: la de Próximus, la empresa de telefonía más grande de Bélgica.

¿Qué fue lo que ocurrió? Simple: Niantic bloqueó esa IP, pero como se trata de una IP nacional, todos los usuarios de Bélgica que utilizan a la operadora Próximus ahora quedaron baneados del juego.

Hasta el momento el problema no se ha resuelto ni se han lanzado comunicados oficiales por tal motivo.