La delicia del café va más allá de disolver un sobre en agua caliente. Mucho tiene que ver el tostado, el método de preparación, y por supuesto el tipo de grano.

El Otro Café, lugar emblema que destaca por la forma en cómo prepara esta rica bebida, compartió con Insolente 5 métodos artesanales que dan el toque a un buen café:

V60 consiste en un método de goteo con forma cónica que da profundidad a los granos depositados en el filtro. El café preparado con este método es con cuerpo medio, limpio y aromático.

Aeropress es un método de inmersión que consta de un émbolo de caucho que genera presión sobre un cilindro de plástico, cuenta con un filtro de papel que impide que pasen sólidos a la taza. Genera una taza con cuerpo robusto.

Chemex tiene un filtro de papel grueso, lo que da por resultado una taza de cuerpo medio o ligero y libre de sedimentos, con una bebida consistente, destaca las notas más sutiles de cada grano.

Prensa francesa. Consta de un vaso cilíndrico estrecho, generalmente de cristal. Tiene una tapa y un émbolo de metal o plástico que se ajusta firmemente, consta de un alambre fino, éste debe descender suavemente sobre el café durante cuatro minutos. Es el método que permite el sabor más auténtico del café con más aceites y un cuerpo único.

Cold Brew. Para preparar café con este método se debe dejar infusionar por 24 horas. La máquina tiene un compartimiento con hielos en la parte superior que se van derritiendo con el paso de las horas y van cayendo gotas de agua sobre el café molido, éste a su vez que se va humedeciendo, gotea la extracción de café a través de un espiral de vidrio en una jarra. Se obtiene una bebida con menor acidez, de textura mucho más satinada.

¿Cuál se te antoja más?