Porno, un mundo clasificado

En el bajo mundo del Internet se dice que la X funciona para clasificar el contenido de una película de acuerdo a su contenido, se dice que una X funciona para clasificar a una película pícara, XX para una erótica y XXX para una porno.

La pícara (X) sería como American pie, en donde hay  comedia, pero las tomas de sexo no son abiertas completamente, se insinúa toda la acción, hay un guion una trama pero se realiza en torno a un tema sexual.

Las eróticas (XX), por ejemplo nueve semanas y media, hay un manejo de guion y tomas de cámara distintas, es decir, se puede ver un desnudo o parte del seno de una mujer pero nunca se realizará una toma abierta de los genitales o la escena de sexo será un claro oscuro que mantendrá ocultas algunos detalles.

Porno (XXX), no creo que sea necesario decir cómo son, además de mencionar que la acción empieza después de dos líneas de diálogo. Hay dos clasificaciones dentro del cine porno:

  • Gozo: No busca narrar una historia, sino el acto sexual plenamente. Dentro de esta categoría hay subgéneros:

 

Softcore: La actividad sexual es simulada o en caso de ser real no se muestran plenamente los genitales.

Hardcore: Se muestran los genitales, la penetración a detalle y la actividad sexual es salvaje o ruda.

  • Feature (o argumental): Su producción cuenta con un guion, desarrollo de personajes, desarrollo de la trama, pero si hay sexo y es visible.

Dependiendo de los gustos puedes encontrar porno según la edad que gustes:

Lolicon: Participan mujeres que aparentan menor edad, se puede encontrar también en hentai.

Mature o MILF: Las mujeres son maduras, se pueden dar los extremos de que participan mujeres de avanzada edad.

Teen o barely legal: Las actrices o modelos porno son jóvenes, siempre mayores de 18 años. Los escenarios manejados son basados en los estereotipos adolescentes, además de que se crea la fantasía para los que quieren algo “distinto”.