Los festejos por la independencia de México ya quedaron atrás, con lo cual surgen otras opciones no precisamente relacionadas con platillos típicos. En esta ocasión los recorridos por calles emblemáticas de la ciudad siguen presentes, así como museos para diferente público.

1. Papalote Museo del Niño

Desde noviembre del año pasado hasta agosto de este 2016 el museo atravesó por una renovación en la que hay ampliación de espacios y nuevas áreas como “Jardín México Vivo”, donde sobresalen diferentes tipos de plantas; otra nueva sección es el laboratorio de ideas enfocado en resaltar la imaginación de los más pequeños, esto de mano de las innovaciones tecnológicas, pues cuentan con impresoras 3D.

2. Cine y leyendas de terror

El colectivo CinemArte en compañía de Zona Cafetería-Tienda-Foro invitan al público a disfrutar una noche de leyendas de terror, la proyección de una película y productos de diseño mexicano, pan de muerto, atole de cempasúchil, de pinole y de cacao; cervezas, pulque, palomitas y malteadas. La cita es el sábado 29 en Álvaro Obregón 185 en la Colonia Roma, de 18:00 a 22:00 hrs.

3. Papa Guapa

El restaurante de origen mexicano ambientado como en los años 80’s se caracteriza por ofrecer papas con diferentes presentaciones y singulares nombres inspirados en estrellas nacionales e internacionales, como por ejemplo “Paparis Hilton” que contiene salmón, espinacas salteadas, aderezo de chipotle, queso crema y parmesano; y “Papa Hayek” con fajitas de pollo, espinacas, queso y aderezo de chile poblano.

4. San Ángel

Un espacio para ir a caminar, tomar fotografías y visitar el Mercado del Carmen, un gran espacio para comer gracias a las más de 30 propuestas que existen. Está ubicado en la gran casona no. 5 de la calle Amargura. La ubicación del sitio está cerca de la Plaza San Jacinto que también ofrece distintos sitios para comer y recorrer.

5. Lagunilla

Cada domingo se pone un mercado de antigüedades a dos cuadras de metro Lagunilla, en donde puedes encontrar desde relojes hasta muebles viejos, lentes, anillos, jarrones y curiosidades. Entre las calles hay distintos locales de muebles y gigantes estatuas que trasladan a otra época, así como las características fachadas de la zona centro de la Ciudad de México.