Whiplash: Música y Obsesión, una película digna de estar en tu colección. Como siempre hablamos sobre bandas, conciertos, entrevistas llenas de notas musicales, pero nunca  de películas repletas de canciones, en esta ocasión les recomendamos esta película que electrizará sus sentidos provocándoles piel de gallina.

Whiplash: Música y Obsesión, película estadounidense estrenada en el 2014 en el Festival de Cine de Sundance, escrita y dirigida por Damien Chazelle, quien también escribió el guion del largometraje El último exorcismo II (2103) y Guy and Madeline on Park Bench (2009), entre otros filmes. Whiplash narra la historia del joven baterista Andrew Neiman, estudiante de una de las mejores escuelas de música de New York: el conservatorio de música Shaffer; sin embargo, no todo es color de rosa, al encontrarse con el profesor Terence Fletcher, excelente y temible jazzista, es involucrado con el mejor grupo de músicos de la escuela, siendo posicionado de suplente de baterista, una posición nada fácil de conservar.

El papel de Andrew Neiman es protagonizado por Miles Teller, quien lo vemos interpretar a Reed Richards en la película Fantastic Four (2105), también lo vemos como Sutter Richards en The Espectacular Now (2013) entre otras películas; pero quien se llevó premios y nominaciones por Whiplash es J.K. Simmons debido a la enérgica y tremenda interpretación al darle vida a Terence Fletcher.

Si te gusta la música de jazz, esta película es para ti; si no, también lo es, ya que presenta piezas llenas de energía, mostrándote que la música jazz no sólo es música de elevador. Con los soundtracks, Overture, Whiplash, Medley: Nassau Band Reherarsal, ente otros, querrás ver la película a todo volumen, experimentarás escalofríos por todo el cuerpo. Además, querrás lanzar cosas a la pantalla al ver a Terence Fletcher. Te recomendamos ver la película con un volumen alto, un paquete de dulces para lanzar y un bote de palomitas para disfrutar con esta excelente banda sonora.

Autor: Rebeca Araujo