En Nayarit se encuentra la Isla de Mexcaltitán, sitio prehispánico que significa Casa de los mexicanos. Refugio natural de aves, reptiles, peces, mamíferos como el jaguar. Se cuenta que fue en este lugar donde a un sacerdote indígena le fue revelado en un sueño la imagen del águila devorando a la serpiente, dando inició a nuestra historia.

Con 400m de largo x 350m de ancho, Mexcaltitán es un pueblo pesquero de usos y costumbres únicas y de buena situación económica, debido a su oficio, nunca faltan pescados y mariscos. Gracias al tamaño de la isla, los autos son inexistentes, su comunidad se traslada a pie de punta a punta o en bicicleta; también está la opción de hacerlo en canoa, pues en temporadas de lluvias se sufre de inundaciones por lo tanto, las canoas se vuelven imprescindibles, debido a esto, también se le conoce como la Venecia mexicana.

La forma en que está constituida esta isla, equivale a dos calles horizontales y dos verticales trazadas de acuerdo a los cuatro puntos cardinales para recibir la energía de los cosmos, una estructura totalmente prehispánica.

Zona de monumentos históricos, casas de tejas y calles pequeñas y tranquilas. Cuenta con el museo del origen, donde se plantea la historia de la isla y el inicio del recorrido de los aztecas; las tradiciones de la isla; y herramientas que se utilizan para la pesca.

El 28 y 29 junio se festeja a sus patronos San Pedro y San Pablo, nombres que hacen referencia a la iglesia del pueblo. Se realiza una romería por el río donde participan numerosas embarcaciones en canoas mientras los santos son paseados por distintas lagunas, en la laguna grande se oficia una misa y al terminar inicia la guerra de agua con baldes entre tripulaciones. La razón de esto es una simbolización de  competencia entre San Pablo y San pedro, según sus creencias, si gana San Pablo la temporada de pesca será mala, si gana San Pedro, será buena.

Y si te gusta la comida del mar, disfrutarás de su fina gastronomía, donde podrás deleitarte con platillos hechos a base de paté de camarón, entre otras tantas elaboraciones que sólo encontrarás en Mexcaltitlán.