El pasado mes de julio fui contactado por Ángel Gutiérrez Carbajal, estudiante de la Universidad Arkos de Puerto Vallarta, quien estaba realizando una investigación sobre el género lírico de tal ciudad. Con tal propósito me hizo una serie de preguntas cuyas respuestas se publicaron parcialmente en blog de noticias Voces Vallarta y las cuales reproduzco íntegramente a continuación.

 

*

¿Cómo te llamas?

Mi nombre oficial es Alejandro Garrigós Rojas. Uso el seudónimo de Aleqs Garrigóz desde que empecé a publicar poesía en la red. Aleqs viene porque siempre me llamaron con ese mote desde niño en mi casa, sólo que yo quise darle una grafía al mismo sonido más inusual y artístico. Del mismo modo, a mi apellido, como una manera de hacerme único. Cuando inicié mi carrera como escritor en 2003, era el único Aleqs en toda la red. Paralelamente uso el seudónimo de Alejando Rojas para firmar mi trabajo periodístico, como una forma de tributar a mi madre.

 

¿Cuándo naciste?

Nací en Puerto Vallarta, el 9 de marzo de 1986. Vivía mi familia entonces en El Pitillal, una delegación del municipio. Posteriormente viví mi temprana infancia en la ciudad de Aguascalientes y regresé a Puerto Vallarta en 1990. Saliendo de la escuela secundaria viví un año y medio en la ciudad de San Luis Porosì, regresando Puerto Vallarta, hasta que a los 22 años me vine a vivir la ciudad de Guanajuato, donde estudié mi licenciatura en Letras Españolas. Permanezco en esta ciudad.

 

¿Cuándo comenzaste a escribir poesía?,

Alrededor de los quince años, de una manera muy intuitiva y lírica. A los 17 años publiqué mi primer libro, Abyección, estando aún en la escuela preparatoria.

 

¿Quién fue tu mayor influencia?

Rosario Castellanos fue mi maestra iniciática. Encontré la antología de su poesía completa, Poesía no eres tú, en la biblioteca de mi escuela preparatoria y fue para mí una puerta a un mundo diferente y hermoso. Ella me enseñaría mucho del trabajo escritural de un poeta y su manera de relacionarse con la escritura y con el mundo.  Ella me llevaría a otras lecturas seminales como Octavio Paz, Xavier Villaurrutia y otros. Homenajeo a estos maestros míos y a otros en mi libro Los hermosos ausentes (2016) en los que establezco un diálogo con ellos desde la vida hacia la muerte.
¿Cuáles libros has escrito?

He escrito casi una veintena de libros de poesía y uno de traducciones, de los cuales muchos se han publicado en formato de papel, electrónico o cartonero. Algunos de los libros que destaco por el valor que han tenido en mi trayectoria son: Abyección (2003), La promesa de un poeta (2005), De naturaleza amarga (2007, 2018), Páginas que caen (2008, 2013), El niño que vendió su alma al Diablo (2016) y Galería del sueño (2008, 2017)

¿Dónde los podemos encontrar?

Mis libros, al ser de tirajes limitado, se agotan prontamente. Actualmente quedan los últimos ejemplares de mi último libro, Galería del sueño, los cuales se encuentran en la librería Fondo Guanajuato de la ciudad donde vivo y se pueden comprar en mi página web y conmigo directamente a través de Facebook.

 

¿En dónde has participado compitiendo con tu poesía?

Desde la escuela preparatoria he participado en concursos de poesía. Primero gané algunos concursos en el ámbito intraescolar, luego en el ámbito estatal preparatoriano. Desde entonces he participado en algunos otros concursos más, obteniendo en muchos casos premios o menciones honoríficas por mis libros.

 

¿Qué reconocimientos has ganado?

Enlistaré la lista de reconocimientos que he obtenido, ya que no existe tal índice en ningún otro medio.

 

¿Qué se siente representar a tu ciudad?

Aunque tengo diez años de no vivir en Puerto Vallarta, es bonito que muchos artistas y escritores me recuerden por el trabajo de lecturas públicas y gestión cultural que hice en su momento en aquella ciudad y que me consideren una especie de hijo pródigo. Cada que vuelvo a la ciudad de vacaciones es entrañable reunirme con compañeros escritores de Puerto Vallarta y organizar juntos actividades.

 

¿En dónde has representado a Puerto Vallarta y en dónde a México?

He participado en una gran cantidad de lecturas públicas a lo largo de diversas ciudades del interior del país, principalmente en los estados de Jalisco y en Guanajuato. Representando a Puerto Vallarta he presentado mi trabajo en varias ocasiones en el ex Convento del Carmen en la ciudad de Guadalajara. Hasta la fecha no he salido del país como escritor, aunque sí me han invitado, pero he tenido los medios para hacer los viajes.

 ¿Cuáles son tus planes para el futuro?

Seguir escribiendo poesía y fortalecer mi carrera como poeta. No dejar de publicar libros de poesía que puedan ser interesantes para él público y sean bien recibidos por la crítica. Del mismo modo, ser reconocido como un periodista cultural profesional y serio.

 

 ¿Viene algún libro?

Este año republicaré dos libros: Ensayo y error y Los muchachos. Libros que ya habían tenido una edición rudimentaria, pero ahora tendrá la publicación mayor alcance. Espero también una dictaminación favorable para uno de los últimos libros escritos: La intranquilidad luciferina.

 

 ¿Cuál es tu sueño?

Mi sueño es pasar a la historia de mi país, o incluso internacional, como poeta. Ser reconocido a través del tiempo como un escritor que aportó valioso material para la humanidad.

 

¿Tienes estudios?

Soy licenciado en Letras Españolas por la Universidad de Guadalajara, habiéndome titulado con un trabajo de tesis laureado llamado El vampiro en la narrativa mexicana (1959-2006). Actualmente, estoy por ingresar a la maestría en Literatura Hispanoamericana, becado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología. Mi línea de investigación seguirá siendo el vampiro en la narrativa mexicana, sólo que ahora estudiado desde la perspectiva de la sexualidad y la construcción de género.

¿Qué me dices de la escena lírica en Vallarta?

La escena poética en Vallarta ha estada fortaleciéndose recientemente con publicaciones, lecturas públicas y una escena de hip hop que cada vez es más sólida. Sin embargo, durante muchos años la escena en Vallarta fue precaria. No había prácticamente ningún apoyo para poetas, algo que yo sufrí mucho en aquellos años. Tuve que hacer carrea en publicaciones de otros estados y del extranjero; y salir de mi ciudad natal para construir mi carrera en esta ciudad, donde finalmente fui reconocido como escritor.
¿Qué se siente haber logrado las metas que has alcanzado?

Es una satisfacción muy grande que no me ha dado nada más. He fracasado en lo financiero, en la salud y en el amor. Por lo que ser reconocido como poeta, como siempre lo soñé, llena una parte importante de mi vida. Sin embargo, disto mucho del ideal que tengo de lo que podría llegar a ser yo mismo, por lo que sigo trabajando con mucho empeño y nunca me rindo a pesar de las adversidades, que son muchas para un creador literario.

¿Qué le dirías a las personas que lean este reportaje?

Que no dejen de leer nunca. Es una de las ocupaciones más nobles que podemos tener como humanos plenos. Y que se relacionen con la poesía de algún modo: como lectores, como aficionados, como escritores. La poesía es una de las sabidurías más significativas que conoce el hombre.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí