La desidia de La casa de Toño.
Ya se muchos dirán apenas, pero si apenas hace 8 días conocí la tan conocida casa de Toño, donde son famosos por su pozole y bueno como dicen que la primera impresión nunca se olvida y así fue, desgraciadamente esta no fue buena. Si podrán decir que soy muy criticona pero pues aquí la historia.
Cerca de mi casa abrieron La Casa de Toño de Plaza San Marcos y bueno como era de esperarse había fila para entrar, pero eso no fue lo molesto, lo molesto y que fue desagradable fue que al llegar a la mesa, esta tenía un olor horrible. Lo cual se le dijo al mesero y la limpio con un trapo que olía peor que el anterior, se les volvió a pedir a lo cual pusieron caras y fueron de nuevo con un trapo sucio a limpiar la mesa, a lo cual pedimos que fuera un trapo que estuviera limpio.
LA verdad para ser la primera impresión fue la peor, digo independientemente del sabor de la comida, creo que la higiene es lo principal y fallaron terriblemente.
Pasando a la comida la fama que tiene dicho establecimiento es increíble para lo que en verdad ofrecen. El pozole es bueno y en cuanto a carne está bien servido en cuanto a carne, pero los complementos, apenas pude contar dos rábanos en mi plato, pero la verdad no cumplió mis expectativas en cuanto que esta riquísimo el pozole, me quedo a deber.
También pude probar las tostadas de pata y las quesadillas fritas de papa con queso, de las cuales no tengo queja.
Pero por favor cuiden su limpieza que es lo primordial en un negocio de índole gastronómico.