Confirmado: tus dientes jamás serán blancos

0

En los anaqueles de las tiendas de autoservicio abundan las pastas dentales que aseguran blanquear los dientes. Contra sarro, placa, con carbonato y hasta con esferas de quién sabe qué cosa con tal de abrillantar la sonrisa. Sin embargo, te tenemos una mala noticia: los dientes no son blancos.

En entrevista, Arturo Arciniega, director fundador de Dental Office y Moldent, nos confirmó que los dientes tienen tonalidades rojas, amarillas y hasta azules. Esto no es porque comamos dulces azules o de plano tengamos ascendencia de pitufo. Lo que ocurre es que por naturaleza todos tenemos una tonalidad de dientes, pero eso sí, blanca no es.

Si a eso le sumamos que hay alimentos y productos que pigmentan los dientes, como el café, el vino tinto, la salsa de soya y por supuesto el tabaco, entonces no esperemos ser el negrito que en la oscuridad se distingue por sus dientes blancos.

Una opción para corregir las pigmentaciones, de acuerdo con el doctor, es realizar un blanqueamiento dental, pues no hay un producto como tal que blanquee los dientes, “los dentistas utilizamos un peróxido y por medio de oxígeno quitamos las moléculas de pigmento del esmalte”.

Los blanqueamientos son muy efectivos siempre y cuando se realice por un profesional para que les pueda sugerir las técnicas según su boca, sensibilidad, etcétera.

“No es como tal doloroso, hay geles que hacen muy tolerable este procedimiento. La tonalidad de los dientes está dada por la dentina, un cristal que está debajo del esmalte, y lo que nosotros blanqueamos es el esmalte. Nunca se va a cambiar la tonalidad de los dientes del paciente”.

Esto no significa que por eso descuides tu sonrisa, pues ésta te da un cierto status, pero sobre todo da seguridad, una mejor imagen a donde quiera que vayas. Una bonita sonrisa te abre muchas puertas en general y en muchos aspectos.

Puntos importantes en el cepillado

Duración: tiene que durar mínimo 2 minutos.

Orden: Si empiezas por la parte externa de los dientes de arriba, continuamos hacia el lado izquierdo y te regresas por la parte interna.

Hilo y enjuague: Aunque sea que se utilice una vez al día, pues ayudan a remover la placa dental y llegan a lugares donde no llega el cepillo.

Recomendaciones:

Cualquier pasta que no tenga fluor y el enjuague sin alcohol son recomendables. El cepillo tiene que ser de un tamaño de 35 y que sea suave.

Es importante ir al dentista por lo menos dos veces al año.