Hoy se cumplen 37 años de la primera publicación de la Historia sin fin.  Feliz cumpleaños Bastian y Atreyu, Falkor y la emperatriz infantil, doña Aiuola, Ygrámul, Graógraman y tantos y tan entrañables personajes nacidos de la pluma de Michael Ende.  Michael presentó la historia para sus editores así: “Un niño toma un libro, se encuentra literalmente dentro de la historia y tiene problemas para salir”.  Lo comenzó en febrero de 1977 y lo prometió para las navidades de ese año,  pero no lo terminó sino hasta el otoño del 78.  La historia sin fin se convirtió en su libro más famoso.

La historia narra el drama de Fantasía, un mundo que desaparece devorado por la Nada porque los niños ya no creen en la magia, ya no leen y algo oscuro va devorando pedazo a pedazo a Fantasía.  Una obra maravillosa llena de alusiones filosóficas y que plantea situaciones humanas que vivimos una y otra vez, ya que como comprendería Bastian ”no sólo Fantasía estaba enferma, sino también el mundo de los seres humanos (…) Nunca había querido aceptar que la vida fuera tan gris e indiferente, tan sin secretos ni maravillas como pretendían las personas que decían ¡la vida es así!”

Michael Andreas Helmuth Ende sabía mucho de cómo la nada puede devorar todo.  Hijo del pintor surrealista Edgar Ende quien fue censurado por el gobierno nazi y tuvo que participar en la artillería antiaérea.  Su obra influyó en los libros de Michael, principalmente en la Historia sin fin y en El espejo en el espejo.  Al igual que su padre Michael fue llamado a alistarsetoda tu luz edgar ende en el ejército.

La historia sin fin marcó un hito en la literatura fantástica infantil y cuando en 1984 se produjo la película, que por cierto fue un gran éxito taquillero, Ende pidió que se quitara su nombre de los créditos por considerarla una adaptación cursi, plana y comercial.

 

Toda tu luz/Edgar Ende/1944

Autor: Queta Simental